Mujer se mudó a un refugio animal para ayudar a perrito que llevaba años sin ser adoptado. Lo logró

El pequeño animal llevaba más de la mitad de su vida esperando por una familia que lo quisiera y amara, hasta que por fin su espera terminó.

Es una escena emocionante para las personas que trabajan en refugios de animales cuando por fin los perritos son adoptados y una familia asume sus cuidados. No es por el hecho de que tendrán menos animalitos que atender, sino que por fin los peludos encuentran a alguien que los ame. Desafortunadamente no siempre se da este caso, y bien lo sabe Drools, un can que llevaba esperando 2 años para que alguien lo quisiera.

Drools es un tierno perrito, mezcla entre un Pitbull y un Boxer, que desde sus dos años de vida estaba esperando una familia que lo ame y cuide.  La adopción del can se volvió sumamente difícil, ya que existía un requisito para quien lo quisiese: Solo tener a Drools como mascota y no poseer más animales.

Como encontrar un hogar definitivo fue una tarea extremadamente ardua para el refugio de Monte Vista- donde residía el can- decidieron pedirle ayuda a una fundación similar. Fue ahí donde la encargada de aquella institución, Kacey King, conoció la triste historia de Drools y decidió que haría hasta lo imposible por cambiar su destino.

King tuvo una brillante idea: se mudaría con Drools al refugio durante 12 días y grabaría su vida cotidiana para subirla en redes sociales .La mujer estaba segura que si los cibernautas veían el buen comportamiento del can y lo adorable que era, alguien iba a querer adoptarlo.

Gracias al entusiasmo y perseverancia de Kacey King, un hombre llegó hasta los videos de Drools, enamorándose del can. El sujeto, proveniente de Boulder, Colorado, viajó cuatro horas en automóvil para conocer al perrito y la conexión entre ambos fue inevitable.

Drools ese día conoció a quien sería su nuevo amo. El hombre inició apresuradamente los trámites de adopción y organizó todo el papeleo para poder llevarse consigo al pequeño peludo.

Gracias a que el destino cruzó a Drools y King, ahora el perrito podrá vivir feliz el resto de sus años.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *