Musk pidió detalles a la ONU para hacer la millonaria donación y “acabar con el hambre”. No se niega

El magnate sudafricano, Elon Musk, director de Tesla y calificado como el hombre más rico del mundo, pidió al Programa Mundial de Alimentos de la ONU explicar cómo usarían los 6.000 millones de dólares que necesitan para resolver la hambruna global. Si presentan un plan, vendería sus acciones y daría el dinero.

Después del debate generado por David Beasley, director del Programa Mundial de Alimentos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), respecto a la solución del hambre mundial con un pequeño aporte de los multimillonarios del mundo, el magnate sudafricano, Elon Musk, respondió a su petición pero con un par de condiciones.

Según Beasley, con solo el 2% del patrimonio de Musk, director de Tesla y calificado como el hombre más rico del mundo, se podía acabar con la hambruna global. Así lo dijo el alto funcionario de la ONU en un programa de CNN.

“Son 6.000 millones de dólares estadounidenses para ayudar a 42 millones de personas que literalmente van a morir si no los ayudamos. No es complicado“, dijo Beasley en aquel momento.

No obstante, el magnate sudafricano no tardó en salirle al paso y dar una respuesta tajante a través de la red social Twitter. “Si el Programa Mundial de Alimentos puede describir en este hilo de Twitter exactamente cómo 6.000 millones de dólares resolverán el hambre mundial, venderé acciones de Tesla ahora mismo y lo haré”, escribió Musk.

Su comentario fue respondido por Beasley rápidamente. “El título no es exacto. 6.000 millones de dólares no resolverán el hambre mundial, pero evitarán la inestabilidad geopolítica, la migración masiva y salvarán a 42 millones de personas al borde de la inanición. Una crisis sin precedentes y una tormenta perfecta debido al COVID, conflictos y crisis climática”, dijo.

“Con su ayuda podemos traer esperanza, construir estabilidad y cambiar el futuro. Hablemos: no es tan complicado como Falcon Heavy, pero hay demasiado en juego para no tener al menos una conversación. Puedo estar en el próximo vuelo hacia ti. ¡Échame si no te gusta lo que escuchas!”, añadió Beasley.

En el breve intercambio de ideas, Musk volvió a responder con otra condición: “Por favor, publique sus gastos actuales y propuestas en detalle para que la gente pueda ver exactamente a dónde va el dinero. La luz del sol es algo maravilloso”.

Ante ello, Beasley insistió en una reunión presencial entre ambos para hacerle el planteamiento a detalle. “En lugar de tweets, permíteme mostrarte. Podemos encontrarnos en cualquier lugar, la Tierra o el espacio, pero sugiero en la tierra donde puedas ver el trabajo del Programa Mundial de Alimentos, los procesos y sí, la tecnología, en el trabajo. Traeré el plan y los libros abiertos“, expresó.

Aunque ahí terminó la conversación, esta intercambio entre ambos personajes sirvió para aclarar que no está en las mano de Musk acabar con el hambre mundial, sino atender al sector más vulnerable por este problema. No obstante, se desconoce si el director de Tesla estará dispuesto a compartir una pequeña parte de su riqueza para colaborar con el Programa Mundial de Alimentos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *