Nadie fue al cumpleaños de este niño en un restaurante; empleada le llama a la mamá y les dice que regresen

Las fiestas deben de ser el momento para celebrar y compartir con tu familia y amigos, pero cuando nada sale como lo planeas o la felicidad de tu hijo depende de cuántos invitados asistan a la fiesta es imposible no preocuparte.

Sabemos que en ocasiones, la gente tiene compromisos o cosas por hacer, incluso alguna emergencia familiar o médica han sido la causa para no asistir a un lugar. Pero ser requerido a una fiesta o recibir personalmente la invitación y no aparecer, es considerado una falta de respeto, o más bien tacto hacia el festejado.

Angel Kazanis, madre de Evan planeó el cumpleaños de su pequeño en la importante cadena de pizzerías Chuck E. Cheese e invitó a 30 de sus amiguitos y compañeros de clase, sin embargo nadie llegó.

Mientras el niño no le quitaba la mirada a la puerta esperando a algún invitado y esperaba sentado sin entender realmente la razón por la que nadie había asistido a su cumpleaños, a su madre solo se le partía el corazón al ver a su hijo pasar por esta horrible experiencia.

Cuando el personal del restaurante se dio cuenta de lo que estaba pasando quiso hacer algo para remediarlo, de hecho, la empleada Taylor Izinna se apresuró en pensar en algo y tratar de solucionar el problema.

Regresó corriendo a la cocina y decidió abrir su cuenta en Facebook, publicó un mensaje sobre el evento y rápidamente la gente comenzó a responderle, en poco tiempo, la publicación se volvió viral gracias a la abrumadora respuesta de las personas.

Días después, Taylor llamó de nuevo Angel y le contó que habían planeado una sorpresa para Evan, Chuck E. Cheese se encargó de hacerle una fiesta y madre e hijo regresaron al restaurante conmovidos por el gesto. Para la trabajadora era muy importante que Evan no se sintiera triste y que supiera que el mundo no es así de malo.

Entre extraños, trabajadores y amigos lograron darle a Evan la fiesta que él merecía y no cabe duda que se la pasó genial.

Los actos de generosidad como estos son los que nos dan esperanza para pensar la gente buena sigue existiendo. ¿Cuál es el acto más generoso que has hecho o que alguien haya hecho por ti? ¡Escríbelo en los comentarios y comparte!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *