Niño llega con un gallo a la escuela para pagar sus deudas y retomar las clases. No tenía más dinero

Mathews Simiyu (Kenia) tenía una deuda de unos 300 dólares con su escuela y le pidieron que llevara algún objeto de casa como parte de pago, por lo que llevó a su gallo. Por fortuna, un político de la zona supo de su caso e intercedió para ayudarlo.

La importancia de la educación es universal, y bien deberían saberlo en todas partes del mundo. Sin embargo, costó que ese escenario se diera en una escuela de la región de Trans Nzoia (Kenia), donde un chico en apuros económicos tuvo que llegar a límites bastante particulares para poder retomar las clases.

Según lo informado por K24, un chico llamado Mathews Simiyu no había pagado sus cuotas en la escuela Holy Trinity High School por un año y, ante la advertencia de las autoridades, debía llevar algún bien de su hogar al establecimiento para poder continuar con sus estudios de primaria.

“Cuando llegué, el director de mi escuela me pidió que llevara cualquier cosa para pagar mi educación, y no tuve más opción que llevar al gallo de mi madre”.

—Mathews Simiyu a K24—

Así como leen: el chico llevó un gallo de la granja de su familia como parte de pago. El animal le sirvió para abonar sólo mil shillings de su deuda total de 33 mil shillings —unos 300 dólares—, por lo que le quedó bastante pendiente.

A su vez, Simiyu contó que actualmente tiene otros problemas además del económico: debe pedir prestados los uniformes escolares y los libros a sus compañeros de clase. Sin embargo, dice estar “enfocado en sus metas académicas” para poder ayudar a su madre y a su familia en el futuro.

Afortunadamente, poco después de que el caso de Mathews se hiciese viral, apareció el esperado buen samaritano. Caleb Amisi, un político de la zona, se ofreció a cubrir toda la deuda escolar del chico y además prometió que financiaría su educación secundaria, según consigna Tuko.

La verdad es que no sabemos qué pasó con el gallo, ahora que Mathews ya tiene su mecenas. Sólo esperamos que lo dejen libre y que vuelva a estar donde pertenece, ¡además de desearle la mejor de las experiencias educativas a este comprometido chico!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *