“No permito las fiestas de pijamas”: Madre no deja que sus hijos duerman en otras casas por seguridad

Su decisión ha causado revuelo en redes, al asegurar que cohíbe a sus retoños de relacionarse con otros. Pero con los peligros de la actualidad, no es una idea tan descabellada.

Para los padres, los seres más importantes suelen ser sus hijos y es común escucharlos decir que darían sus vidas por ellos, por asegurar su bienestar. Pero es difícil protegerlos de todos, al final, tienen vidas propias y deben experimentar para poder reconocer por sí mismos que algunas cosas están mal.

Sin embargo, hay situaciones que sí pueden evitarse, con una buena charla y tomando las medidas necesarias para que ciertas cosas no les ocurran.

Justo en esta línea, una madre decidió comentar en Instagram la forma en la que cría a sus hijos y llamó al video “Opiniones parentales impopulares”. Fue así como la usuaria @tc.huck escribió en su video 3 cosas que no permite en casa, la primera es que no admite pijamadas.

La segunda es que no limita a sus hijos con la tecnología, siempre que hayan terminado sus actividades académicas y deberes del hogar. Por último, si no querían comer lo que ella cocinó, simplemente no comerán, un clásico en muchos hogares de Latinoamérica.

Pero el que más llamó la atención de los padres que comentaron fue el primero, pues algunos aseguran que las pijamadas son una forma de limitar que compartan con otros.

Pero no todo fue negativo, porque muchos padres apoyaron esta moción, teniendo en cuenta que son niños sin supervisión en la casa de otra persona. Como sabemos, hay muchos casos de abusos y otras cuestiones, por lo que la mejor forma de evitarla es con supervisión.

Sin embargo, es su forma de crianza y sin importar que la apoyen o no, es la forma en la que ella cuida a sus hijos y seguramente seguirá haciéndolo. Esperemos que encuentre otras maneras en las que pueda compartir con otros compañeros fuera de clases, si bien quedarse no es una opción, siempre existen parques o a tempranas horas.

Por otra de sus formas de crianza que recibió aplausos, fue por la de la comida, es chistoso recordar cuando no quería comer granos en casa y mi madre me decía: “Esto no es un restaurante”. Pues es algo que al parecer hacen en países que no son de habla hispana también, una norma universal de todas las madres.

Lo importante es que los hijos estén bien, algo que ella garantiza, consideraciones que todos los padres podrían tomar seriamente.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *