“No quiero niños en mi boda”: Novia fue criticada al pedir a invitados que dejen a sus hijos en casa

La chef Rox Quintana, miembro de la comunidad LGBT y exparticipante de MasterChef México, sacó ronchas en Twitter con sus declaraciones: muchos la defendieron diciendo que “las bodas no son para niños”, pero otros la cuestionaron por no pensar en los padres que no tienen con quién dejar a sus retoños.

Estamos en una época en donde, de cierta manera, la gente busca conflictos con sus pares mediante el uso de redes sociales. Gran parte de nosotros seguramente estaría mejor en la vida si no tuviésemos ese escape de rabia en Twitter o Facebook, donde opinamos de todo —varias veces sin saber nada— y nos generamos problemas sin ninguna razón aparente.

Dicho esto, los invitamos a conocer el caso de Rox Quintana, una chef-influencer y miembro de la comunidad LGBT —incluso con un paso por MasterChef México— que causó una gran polémica al anunciar en su cuenta de Twitter que no quiere la presencia de niños en su fiesta de bodas.

“Me van a odiar, pero no quiero niños en mi boda”, escribió Quintana en Twitter, y su publicación se hizo rápidamente viral: en cuatro días, acumula más de mil retuits y alrededor de 12 mil “Me gusta”, además de tener varias respuestas de todo tipo.

Por un lado están los que defendieron su postura y señalaron que las bodas no son eventos para niños, ya que van a estar dormidos y aburridos en un contexto plenamente para adultos. Pero también están quienes sintieron las palabras de Rox como un ataque hacia la infancia, y una generalización sobre el “mal comportamiento” de los niños en las bodas.

“Los niños francamente estorban a los adultos durante la celebración. los novios no celebran con los niños, celebran con los padres de esos niños”, comentó un usuario, mientras que otro complementó diciendo: “Es tu celebración e invitas a quienes quieras con sus respectivos boletos e indicaciones necesarias”.

Desde la otra vereda, las opiniones fueron bastante más críticas y apuntaron a una condena moral. “Está mal. Y simple: si te casas es para hacer familia política. Si discriminas a alguien que tenga hijos, sorpresa: discriminas a alguien de la familia”, apuntó un cibernauta. Otro profundizó: “Cuando tengas tus hijos y les tengas amor, entenderás que prefieres no ir si no invitan a tus hijos [sic]”.

Rox evidentemente se vio abrumada con el calibre de las críticas que le llegaron, y que cuestionaron todo su esqueleto moral a partir de una simple frase. Por lo mismo, tuiteó una vez más para aclarar el asunto y cortar de raíz la polémica con ironía máxima.

“Lo que dije: No quiero niños en MI boda.
Lo que los p**dejos entendieron: Odio a todos los niños y deberían de vivir en una jaula y ser maltratados”

—Rox Quintana en Twitter—

Y es que claro, uno podría entender que haya algunos padres que no tengan la posibilidad de dejar a sus hijos con alguna niñera o canguro para ir a la fiesta, pero por otro lado, es importante darse cuenta de que la elección no es de uno, sino que de las novias en este caso, y por lo mismo hay que saber adaptarse. También se entiende la postura de Rox: será un evento de noche, con alcohol y fiesta, y claramente los niños no serán la prioridad de sus padres en ese contexto.

Dicho esto, no hay absolutamente nada que los invitados con hijos puedan hacer al respecto —y menos aún la gente que no está invitada al evento—, así que toda esta polémica en Twitter es innecesaria y gratuita.

Por otro lado, ¡esperamos de corazón que la boda de Rox y su novia sea un momento para recordar toda la vida!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *