Novios les cobraron 240 dólares a los invitados que no fueron a su boda. Se sintieron menospreciados

La pareja explicó que les preguntó en cuatro ocasiones a sus invitados si es que irían al matrimonio y les confirmaron las cuatro veces. “Debido a que no nos llamó ni nos avisó debidamente de que no asistiría, esta cantidad es la que nos debe por pagar sus asientos por adelantado”, decía la factura.

Los matrimonios son un momento muy especial y esperado para aquellas parejas que han invertido tiempo y dinero en poder organizarlos. Es un instante inolvidable que los novios esperan pasar junto a su familia y sus más cercanos.

Pero hay ocasiones en que algunos invitados, por algún motivo de fuerza mayor, no pueden asistir a la ceremonia. Es por eso que no siempre están presentes todas las personas que los novios convidaron para la celebración.

Una pareja de Illinois, Estados Unidos, se enojó tanto luego de que algunos invitados, que habían confirmado asistencia, no asistieran a la boda que les cobraron dinero para cubrir gastos relacionados al evento, según informó New York Post.

Se trata de Doug Simmons, de 44 años, y su esposa, Dedra McGee, de 43, quienes se decepcionaron con aquellas personas que no pudieron ir a su matrimonio, así que les hicieron llegar una factura de 240 dólares.

Esos gastos estaban relacionados con el dinero que desembolsó la pareja para poder organizar la cena de recepción. De hecho, en la factura que le llegó a aquellos ausentes se especificaba que fue realizada en el Royalton Negril Resort & Spa en Jamaica y que costó 120 dólares por cada persona.

El novio, Doug, publicó en su Facebook una captura de la factura y escribió: “No te ofendas cuando te envíe esta factura. Se verá algo así. Lo enviaré por correo electrónico y correo certificado, en caso de que digas que no recibiste el correo electrónico“.

Además, los novios pusieron una nota adjunta a la factura, para explicar el motivo del cobro que le estaban realizando a aquellos invitados que no fueron a la boda. “Esta factura se le está enviando porque confirmó asiento (s) en la recepción de la boda durante el recuento final de personal. La cantidad anterior es el costo de sus asientos individuales”, se leía en el documento.

Debido a que no nos llamó ni nos avisó debidamente de que no asistiría, esta cantidad es la que nos debe por pagar sus asientos por adelantado. Puede pagar a través de Zelle o PayPal. Comuníquese con nosotros y díganos qué método de pago le conviene. ¡Gracias!“, finalizaba la factura.

La pareja se molestó porque, según ellos, le preguntaron en cuatro ocasiones a todos sus invitados si irían al matrimonio ya que tenían que pagar por adelantado. Sumado a eso, tenían tristeza y sentían que aquellos que se ausentaron les habían faltado el respeto. “Me lo tomé como algo personal“, dijo el novio.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *