Ofendidos, llaman a la policía por madre que amamanta a su bebé. 12 mujeres toman venganza por ella

La gente le empezó a decir que se fuera y que, con su amiga, deberían “cubrirse” por amamantar en una piscina pública.

Stephanie Buchanan y Mary Davis se relajaban junto a una piscina de niños, con sus bebés en el Aquatic Center en Mora, cerca de Minneapolis, cuando el hijo de tres meses de Stephanie comenzó a llorar porque tenía hambre.

Como resulta natural, la madre lo alimentó, dándole leche desde su pecho. Entonces, una mujer se le acercó para decirle que necesitaba cubrirse.

Luego Mary decidió que también amamantaría a su bebé en el lugar, para mostrar solidaridad con su amiga y también cuñada.  Pero un trabajador de la piscina les pidió que ambas se cubrieran o fueran a las piezas para cambiarse de ropa. Otra mujer le dijo que tenía que taparse porque “sus hijos estaban nadando”.

El par se negó rotundamente y decidieron abandonar la piscina. Momento en que un oficial de policía se les acercó.

“La ley del estado de Minnesota me protege para alimentar a mi bebé en cualquier lugar que necesite”, le dijo Stephanie al oficial a lo que él respondió: “Entiendo, y se lo comuniqué al establecimiento, pero se reservan el derecho de pedirle que se vaya”. Las madres confesaron sentirse humilladas por la manera en que fueron tratadas, a pesar de que hacían algo completamente natural.

Después de lo ocurrido, Stephanie Buchanan utilizó su cuenta de Facebook para compartir sus frustraciones. “Llamaron a la policía por cuidar a nuestros bebés en público. No les estaba enseñando nada, nadie vio ningún pezón, había otras mamás allí amamantando a sus bebés y MUCHAS otras mujeres mostrando más piel que yo pero debido a que una mujer me vio y se quejó, este establecimiento llamó a la policía”, contó.

Durante los días siguientes, una docena de madres se han unido a Mary y Stephanie para protestar fuera de la piscina y amamantar a sus propios hijos en apoyo de las mujeres.

“Tener una respuesta tan intensa de la comunidad y el estado no solo de las madres, sino también de los padres y otros miembros de la familia, ha sido increíble. Realmente estamos muy agradecidos por todo el apoyo que recibimos”, afirmó Stephanie.

Las autoridades de la ciudad dijeron que apoyan a las madres que amamantan, pero también se reconoció que algunos se sintieron incómodos durante el incidente.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *