“Pareces un viejo cuarentón”: Papá regañó a su hija al ver su corte y la regresó a la peluquería

Completamente nervioso el padre increpó a la peluquera, pero era la hija quien quería el raro corte. Según el señor, era como el de Burns, el jefe de Homero Simpson.

Todos en nuestra juventud hemos tomado una decisión que rete a nuestros padres, con la finalidad de mostrar lo que deseamos y sin pensar en las consecuencias. Tal vez con un piercing o un tatuaje, e inclusive un corte de cabello bastante atrevido que sabemos que podría molestar a los padres.

Pues este es el caso de Laura, una joven mexicana que se realizó un raro corte de cabello que no está mucho a la moda, lo que alteró a su padre.

Desesperado, el hombre comenzó a reclamarle a la hija y de inmediato volvieron a la peluquería para saber qué había ocurrido con la cabeza de su pequeña. Lo cierto, es que antes de entrar la hija le comentó a su padre que a ella le gustaba su nuevo look, lo que alteraba al hombre mucho más. 

Fue así como se vio en el video compartido en Facebook varias comparaciones, entre ellas le dijo a Laura que se parecía a un hombre de cuarenta años o a algún presidente viejo.

Después hizo referencia a los Simpson, comparándola con el señor Burns, el jefe de Homero en la planta de energía nuclear. Cuando llegó a la peluquería, la discusión se hizo más fuerte pues le reclamó a la pobre peluquera por el corte de su hija.

No entendía como una mujer responsable fue capaz de realizar tal peinado tan poco común, pero ella se defendió diciendo que era lo que la joven deseaba.

Además, le dijo al señor que su hija tenía la edad suficiente para expresar lo que deseaba y dejó claro que eso era lo que quería. Algo que Laura secundó, diciéndole a su padre que ella era como el personaje ficticio, Cruella de Vil, que mostraba su sufrimiento a través de una linda ropa.

Pero su padre, molesto, le hizo énfasis en otras formas de ser diferente como montando una empresa o tal vez siendo una persona muy inteligente.

Lo cierto, es que después de una larga discusión la peluquera accedió a “emparejar” el cabello a cambio de un poco más de dinero. Por supuesto, la única forma de arreglar todo era cortando con máquina el cabello y esperando que volviera a crecer.

Esto hizo que la joven se pareciera a su papá, quien también es calvo y aunque quedó inconforme, se solucionó el problema.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *