Pareja encontró a un perrito amarrado a las líneas del tren. Consiguieron rescatarlo justo a tiempo

Los habitantes de Spartanburg, Carolina del Sur, Estados Unidos, se llevaron una horrorosa sorpresa al seguir la dirección de unos desesperados ladridos. Correspondían a un cachorro que sabía que había sido dejado en una terrible situación: esperar el letal paso del tren.

En países largos y llenos de cuidad o pueblos pequeños desperdigados por su territorio, es lógico que uno de los medios de transporta más populares sean los trenes. Muy populares en Europa, donde las fronteras están abiertas para todos los ciudadanos de los países miembros de la Unión, los trenes también tienen una amplia presencia en Estados Unidos. Esto ha dado inicio a muchos de los mitos e historias que tienen que ver con ellos, como esa clásica imagen de un héroe rescatando a la doncella de las líneas del tren.

Mientras que esto fue creado para el cine o los dibujos animados, como una manera de crear tensión, la idea nunca fue replicarlo en la vida real.

Pero fue exactamente lo que ocurrió con un cachorro de Spartansburg, Carolina del Sur. Una pareja se encontró con él solo por casualidad, cuando caminaban por los alrededores y escucharon un llanto canino que derrochaba desesperación: 

“Sonaba como cuando un perro ladra frenéticamente. Y así fue. Lo oí y venía de una zona donde no hay ninguna casa. Donde sólo hay bosques. Cuando miré hacia abajo a la derecha, vi un perro sentado en medio de las vías del tren y sin gente alrededor”

–Dan Winkelman para WNCT 9–

La horrorosa imagen con la que se encontraron, era un cachorro que había sido amarrado a las vías del tren. Por suerte para el perro, el tren no se encontraba cerca. Acercándose para ayudarlo, Dan y su mujer concluyeron que los nudos con los que el cachorro había sido atrapado eran claramente hechos por una persona. 

No había cómo confundirse: alguien lo había dejado de a propósito en esa mortal posición.

Por suerte no tuvieron demasiados problemas para desatar al cachorro y llevarlo con ellos. Entrevistados por los medios locales, Dan y su esposa Jennifer reflexionaron sobre lo acontecido: 

“Si se sintieron lo suficientemente cómodos como para dejar morir a este animal, ¿cuál es su mentalidad? Y luego nos enfadamos porque nos hubiera gustado ver a alguien caminando por ese camino pero no lo hicimos. Pero nos hubiera gustado encontrar a esa persona y al menos llamar a la policía. Fue horrible lo que hicieron”

–Dan Winkelman para WNCT 9–

Las autoridades locales se encuentran buscando al responsable. Por el lado del cachorro, está bajo el cuidado de un refugio de la ciudad cercana de York. Su vida ya no corre peligro. 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *