Pareja morena fue víctima de racismo porque su hijo nació con piel clara: “Es inaceptable e inhumano”

El pastor Marcos Davis Moreira de Oliveira y su esposa Débora Davis recibieron esta discriminación en redes sociales luego de mostrar las fotos de su hijo. La policía investigará el caso.

Si bien el activismo ha generado mayor inclusión en la sociedad actual, las discriminaciones racistas siguen presentes. Recientemente una pareja de Goiania, en el estado de Goiás, Brasil, ha sido víctima de ataques porque siendo ellos morenos tuvieron un bebé de piel más clara.

El pastor Marcos Davis Moreira de Oliveira, de 30 años de edad, compartió en su cuenta en Instagram una fotografía de su hijo, la cual recibió de inmediato una ola de ataques de usuarios que sugerían que el bebé no era de él.

El bebé, que tuvo con su esposa, la cantante de 25 años Débora Davis, fue objetivo de señalamientos, después de que la pareja publicara fotos con el pequeños. Algunos afirmaban que había algo mal, porque siendo ellos de piel más tostada, el bebé lucía más claro. Incluso pedían una prueba de ADN.

Esto llevó a que Marcos hiciera una declaración pública rechazando los insultos sin fundamentos. En otra publicación en Instagram dejó un mensaje contundente para condenar el racismo del que fueron víctimas.

“El racismo y la injuria racial se hicieron muy explícitos en Brasil, y más aún con la explosión de las redes sociales. En el siglo XXI, todavía nos enfrentamos a hechos, comentarios de personas que piensan que no hay ley. Estos comentarios nunca fueron opiniones, nunca fueron un punto de vista, mucho menos libertad de expresión, es una forma de silenciar y deshumanizar a las personas”, escribió.

“Como cristiano, es mi deber perdonar a cualquiera que haya hecho tales comentarios, y los perdono. Pero como ciudadano, también es mi deber luchar por mis derechos y no aceptar que otras familias sientan lo que mi familia y yo, sin ningún derecho de defensa, tuvimos que sentir, en uno de los momentos más felices de nuestras vidas“, añadió.

Además, Marcos también recordó que en Brasil existen leyes que sancionan el racismo y sostuvo que la policía se hará cargo. Además, hizo énfasis en llamar a las personas a alzar la voz contra este tipo de agresión, para que no se repita.

“Lo que nos están haciendo es inescrupuloso, inaceptable e inhumano. Para estos delincuentes no importa la genética, no importa estudiar biología o analizar un poco más a las personas a las que atacan, lo que importa es juzgar, herir y ridiculizar a los demás con palabras ofensivas y de forma descarada”, comentó.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *