Pasaban frío de noche: Reconstruyen casa de abuelos que no tenía ni puertas ni ventanas. Lo agradecen

Con la ayuda de una ONG de Nigeria, el matrimonio Anichioke Ogbodo ahora podrá disfrutar de su nueva casa con 4 habitaciones, sala de estar, baños y lo más importante: puertas y ventanas.

Para las familias lograr concretar el sueño de la casa propia es una tarea ardua que puede durar años, o incluso toda la vida. Y es que las parejas se esmeran en poder lograr tener ese espacio en donde podrán formar su nido de amor y salir adelante con sus hijos.

Pero eso no siempre se da de las mejores formas, ya que muchas personas terminan viviendo en lugares que no están acondicionados de forma correcta como para poder vivir.

Eso le ocurrió a una familia en Nkanu West, Nigeria, cuya historia se hizo conocida en su país luego de que la ONG “Leave No One Behind Rural Care Initiative” se percatara de que llevaban muchos años viviendo en una casa sin puertas ni ventanas.

Según información de Legit, el matrimonio Anichioke Ogbodo formado por dos adultos mayores vivían en una casa antigua que nunca se había terminado. Sus paredes eran de cemento y los ladrillos estaban visibles. De hecho, el piso era de tierra y el techo no estaba forrado con ningún material.

Además, como la edificación no tenía ventanas, el calor durante el día se hacía insoportable para estos ancianos. Así también, el frío de las noches los golpeaba constantemente.

La ONG se dio cuenta de que se trataba de una de las parejas más viejas de Nigeria, y que además vivía en uno de los lugares más pobres. Es por eso que decidieron remodelarle su casa de forma gratuita.

Según Charles Ogbu, líder de la organización, esta iniciativa nació porque “a esa edad, siento que la pareja merece vivir su tiempo en una condición más cómoda. Así que decidimos terminarles la casa poniendo puertas de fierro, ventanas, piso de concreto, revocado, cielo raso y pintura“.

Junto con eso, agregó que el nuevo edificio está conformado por 4 habitaciones, una sala de estar, baños, comedor y cocina. Ahora la casa tiene puertas y ventanas, todo construido con dineros de que la ONG ha juntado durante años gracias a miles de donaciones.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *