Perrita aterrada por los fuegos artificiales falleció abrazada de su dueño. Quería tranquilizarla

“Murió en los brazos de mi hijo, rogándome que llamara a alguien para que la viniera a auxiliar. Lamentablemente la estamos llorando con los corazones de mis hijos rotos y el mío también, por no poder hacer nada”, contó Antonella Modasjazh.

Aunque cada vez se está generando mayor conciencia sobre el uso de fuegos artificiales, que son perjudiciales para los animales y pueden llegar a casos letales, todavía falta mucho trabajo para que se termine con esta práctica.

Un caso lamentable que vuelve a ser noticia cada vez que llegan las celebraciones de diciembre es el de Magui, una perrita que falleció a finales de 2019 producto de un paro cardíaco que sufrió al quedar aterrada por la pirotécnica.

La muerte de esta peluda raza boxer, originaria de la ciudad de Esquel, al sur de Argentina, causó conmoción luego de que partir a mejor vida abrazada de su dueño, quien no se despegó de ella hasta el último segundo.

“¡Ella era nuestra amada mascota! Se llamaba Magui y acaba de morir. Era viejita y le tenía terror a la pirotecnia. No sabíamos dónde más meterla mientras otros se divertían, ella la estaba pasando muy mal. Le agarró un ataque, llamamos a todos los veterinarios de Esquel para que nos ayuden ¡y ninguno nos atendió!”, denunció en redes sociales en aquel momento Antonella Modasjazh, según reseñó Infobae.

“La perra murió en los brazos de mi hijo, rogándome que llamara a alguien para que la viniera a auxiliar. Lamentablemente la estamos llorando con los corazones de mis hijos rotos y el mío también, por no poder hacer nada. Les pido, por favor, dos cosas: pirotecnia cero; veterinarios, hagan urgencias“, añadió.

La organización Adopta, Esteriliza, Educa (Adae) respaldó el reclamo de Modasjazh e hizo un llamado a los habitantes de la localidad no usar más juegos pirotécnicos. “Tu diversión la aturdió, la aterró, le generó un pánico inexplicable. Tu diversión la mató. Magui falleció en brazos de su dueño. Su familia quedó desconsolada, angustiada, impotente ante semejante injusticia“, dijo la organización.

El caso generó una ola de rechazo a los fuegos artificiales y ha servido como ejemplo de las terribles consecuencias que esta forma de entretenimiento genera.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *