Perrito tuvo completa recuperación gracias a dedicación de un refugio. Merecía ser valorado

Pese a que Punky recibió el rechazo de la gente en la calle por su aspecto, tus rescatistas tuvieron la esperanza de verlo recuperado y darle la vida que siempre buscó. Ahora recuperó su pelaje, la confianza en los humanos y tiene una familia definitiva.

El abandono no solo afecta a una mascota en particular, si no que se vuelve una cadena de animalitos que se reproducen y toman la calle como su único lugar para vivir. Allí, están en contacto con enfermedades, hambruna y maltrato por parte de personas que no los valoran. Sin embargo, hay gente que se dedica a su bienestar y eso lo demostró esta fundación.

El Proyecto 4 Patas en Argentina, es una cruzada humana de voluntarios que rescatan mascotas en situaciones de riesgo, las ponen a salvo, les dan el valor que merecen y las reubican a familias amorosas que no los harán pasar por la calle de nuevo.

Esta vez, una de la historias que más llamó la atención de sus seguidores es la de “Punky”, un cachorro que encontraron en las peores condiciones que una mascota podría estar y quien tuvo una milagrosa recuperación gracias a sus cuidados.

A través de su cuenta de Instagram y Twitter, la fundación sin fines de lucro compartió la historia de este perrito, a la que describieron como una de “sufrimiento, enfermedad, hambre y dolor” desde que nació.

Agregando una secuencia de imágenes y videos de Punky, sus rescatistas explicaron que “quienes lo cruzaron en la calle se olvidaron de sus emociones, solo conocía el miedo y el rechazo”, pues el perrito era bastante reacio a ser ayudado o recibir cariño cuando lo rescataron. 

Pero los días pasaron y a medida que veía que estas personas sí eran confiables, se entregó por completo y comenzó a ser curado no solo de cuerpo, si no también “su alma fue rescatada”, según aseguran.

Punky recuperó su pelaje por completo, siendo este uno de los cambios más característicos y una vez que superó todas su enfermedades, fue puesto en adopción. Al poco tiempo, encontró una familia joven, quienes se comprometieron a darle el cariño que siempre buscó.

¡Tener mascotas es una responsabilidad para toda la vida!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *