Perrito vistió elegante traje para ser padrino de bodas de su amo. Lo miraron más que a los novios

Shane y Amanda siempre supieron que el día que darían el sí, debía estar presente su mascota, Weller. Es por eso que le encargaron una especial misión en el gran día.

En el día de una boda, los novios no solo quieren que la música, la comida y la fiesta sean perfectas, sino que desean compartir con sus seres queridos y familiares. Es por eso que Shane y Amanda incluyeron a su mascota el día de su celebración, pero no sólo como invitado, sino que tuvo una especial misión: Ser el padrino.

Cuando Shane Hudson le propuso matrimonio a su novia Amanda, siempre imaginó que sería un día rodeado de amor y cariño. Por la misma razón, el día de su ceremonia decidió que Weller, su perrito mezcla de mastín y staffordshire, fuese su padrino de bodas y lo acompañara en el altar.

Weller solía ser un cachorro cuando llegó a un refugio de adopción, desamparado y sin quién le diera cariño. Fue en ese entonces, que paralelamente Amanda y Shane deseaban tener un perrito y preferían adoptar uno antes que comprarlo. El destino de los tres se cruzó cuando la feliz pareja visitó el refugio y conoció a quien sería su futura mascota.

“Weller es nuestro mundo. Lo adoptamos como cachorro, y va prácticamente a cualquier lugar donde podamos llevarlo (…) Somos esas molestas personas caninas que publicamos fotos y videos de Weller en todas nuestras redes sociales, por lo que Weller tiene una mini base de fans con nuestros amigos y familiares”.

Shane Hudson a Metro UK.

En un comienzo, cuando los novios estaban preparando el día de la boda, habían decidido que Weller sería el encargado de transportar las argollas hasta el altar. Pero, con el correr del tiempo, se dieron cuenta que Weller merecía un cargo más importante en la ceremonia. Por eso Shane decidió que sería su padrino.

El can llegó feliz a la boda, vistiendo un traje elegante hecho a medida, y se posicionó al lado de su amo durante toda la boda. Weller enamoró a todos los asistentes del lugar.

Weller no solo fue padrino en la boda de Shane y Amanda, sino que también fue quien definitivamente se robó todas las miradas en el evento.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *