Pitbull descubrió a una gata embarazada y le prestó su casa. Se convirtió en el padrino de 6 mininos

“Los estaba cuidando, ni si quiera intentaba entrar, no les ladraba, no nada, él les dejó su casa, agarró una cobijita que sobraba y se acomodó en el piso”, indicó su madre humana. Hades es otro gran ejemplo de que los pitbulls no son los peligrosos, los temibles son los humanos que los maltratan y descuidan.

Por años, hemos crecido con el errado concepto de que hay mascotas y razas que son ‘agresivas’. Señalando o criticando a algunos ejemplares porque según tienen ‘más tendencia’ a hacerle daño a algún ser humano que otros, al menos eso según el testimonio de cierto grupo de personas.

A pesar de que obviamente algunas especies son más robustas o cuentan con una dentadura que puede ser más peligrosa (y que por ello los utilizan contra su voluntad en peleas de perros y los estandarizan como tal) con la crianza correcta, amor, sacándolos a pasear, alimentándolos y visitando el veterinario, tendremos a una mascota que no hará más que darnos cariño.

Ejemplo de ello lo que ocurrió en Tijuana (México), donde un pitbull –probablemente la raza más señalada como agresiva— cedió su hogar para que una gatita callejera embarazada lo tomara prestado por un tiempo. Él se sentó afuera respetando el espacio que ella eligió, tomó la cobijita que sobraba y se acomodó en el piso. A través de una publicación compartida en el grupo Curiosity, su madre contó el curioso hecho:

Historias de esas que hacen reflexionar. Antes de indicar que una mascota puede llegar a ser agresiva o causar daño, detengámonos a analizar el dueño que tiene y la forma como ha sido criada y entrenada. Hemos sabido de casos en los que lastiman a humanos, es cierto, pero son muchos más los que devuelven todo el amor que reciben con creces.

Ahora, resta descubrir si su madre se quedará con Hades y esta gran familia de seis gatitos, o se las arreglará para intentar conseguirle un nuevo hogar a estos mininos que ya escogieron a este simpático pitbull como su padrino.

Los animales no dejan de sorprendernos con su nobleza, aquí también se desmiente el mito de que ningún perro puede convivir con gatos, dependerá mucho de las especies que los rodeen en su crecimiento.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *