Policía rescató a perro que perdió un ojo por atentado con fuego artificial. Su vida corre peligro

No solo es el ruido de la pirotecnia lo que afecta a los animales. A este cachorro lo dejaron con la mitad de su visión personas malas que le colocaron un cohete en el hocico.

Todos hemos escuchado lo negativo que son los fuegos artificiales para los perros y bueno, también para el medio ambiente y nuestros cuerpos. Aunque se vean bonitos en el cielo, es mucha pólvora y ruido, que claramente no hace ningún bien, simplemente molestan al resto.

En esta ocasión, el daño no fue por sonido sino que fue algo físico, y es que vecinos de la colonia Jardines de Morelos en Ecatepec, Estado de México, pidieron ayuda a las autoridades al ver que un perrito sufría tras ser atacado con pirotecnia.

El perrito quien fue atacado sin piedad, se debate entre la vida y la muerte, pese a su malestar no pierde la fe en los humanos que fueron a rescatarlo. Según cuentan, desconocidos colocaron pirotecnia en su boca y luego de la explosión, huyeron del lugar sin dejar rastro alguno.

Por suerte, las autoridades acudieron al lugar, viendo que para se momento el pobre can ya había perdido un ojo, mientras que el segundo estaba desorbitado.

El perro a quien anestesiaron con un fuerte analgésico fue trasladado a las instalaciones médicas veterinarias, con la finalidad de salvarlo. Según Infobae, su pronóstico es reservado debido a lo grave de sus heridas, por lo que las próximas horas serán un duro debate entre la vida y la muerte.

“Las próximas horas serán decisivas, sin embargo, se confirmó la pérdida de uno de sus ojos y de sobrevivir se le tendrá que procurar a través de cuidados especiales”.

–Fernando Vilchis, alcalde de Ecatepec–

Cabe resaltar que el gobierno de la localidad se encuentra realizando investigaciones para dar con los culpables del cruel atentado contra el perro callejero. Esperan atraparlos pronto y castigarlos con todo el peso de la ley. Se trata de un animal indefenso que cada día lucha por sobrevivir, ahora tuvo que enfrentarse a ese nivel de maldad.

En el Estado de México, el maltrato animal está tipificado como un delito y se puede pagar con hasta dos años de prisión, por lo que el Ministerio Público hará las diligencias correspondientes.

Por ahora, queda esperar a ver qué pasará con el pobre perrito quien está siendo atendido por los veterinarios, quienes harán lo posible por salvarlo. Esperemos que salga de este problema y que después, pueda tener una vida digna, lejos del maltrato y las personas malas.

Esperemos que también sirva de conciencia para los que usan pirotecnia, no solo pueden causar paros cardíacos en los animales, también los lastima desde el exterior pues hay personas con la disposición de hacerlo.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *