Pueblo sale a las calles a celebrar rescate del perro callejero de la cuadra. Lo habían secuestrado

Como si de un famoso se tratara, fue recibido cargado en brazos por los habitantes del pueblo colombiano. No tendrá una casa fija, pero sobran quienes se preocupan por él.

Si vives en Latinoamérica, es probable que donde quiera que vivas, haya un perro que si bien no tiene casa, pertenece a ese lugar. Alguien querido por todos y al que nos gusta acariciar todos los días, un lindo animal que solo disfruta de su libertad y pasarla bien.

Ese es el caso de Beethoven, un perro que vive en el pueblo de Santa Bárbara, en Colombia, quien es un personaje querido de la plaza de este lugar.

Lamentablemente llevaba alrededor de 8 días perdido, lo que activó una intensa búsqueda por parte de los pobladores quienes lograron dar con él. Un camionero dio el aviso y es que estaba montado en otro camión que iba al Valle del Cauca, muy lejos de su lugar.

Hasta donde se sabe, el perro había sido agarrado por una pareja de migrantes que aseguraron que lo bañarían y lo llevarían a la peluquería.

Después de eso, el can despareció y según algunos rumores, estarían pidiendo dinero para devolverlo, lo que alertó a la fundación protectora de animales Amores Callejeros quienes difundieron en redes sociales su desaparición y pegaron fotos en postes con su foto. Por suerte este camionero logró encontrarlo y trató de hacer que lo esperaran hasta que llegaran a buscarlo.

La policía fue muy colaboradora según las personas, les conmovió la historia del perro y ayudaron a su rescate, el cual salió muy bien.

Pero aquí no quedó todo, resulta que a su llegada al pueblo de Santa Bárbara, fue recibido como todo un héroe de la ciudad. Las personas salieron a la calle mientras quien fue su dueño lo cargaba, entre aplausos, gritos y caricias, todos estaban muy feliz de volverlo a ver.

El perro del pueblo había vuelto a su lugar predilecto, si bien no tiene una casa fija, todo ese espacio es su hogar y las personas lo cuidan.

Cabe resaltar que Beethoven fue sacado hace mucho tiempo de las calles por un tiempo, pero se deprimió dentro de este lugar por lo que el parque fue su mejor opción. “Todo el mundo lo quiere, desde el alcalde hasta el cura”, dijo Jaime López, director de la fundación Amores Callejeros sobre el can.

Esperemos que nadie más lo moleste y pueda pasar el resto de su vida tranquilo, disfrutando de la compañía de todo un pueblo que lo adora.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *