Salvavidas cargó en sus brazos a una anciana de 95 años para que viera la playa. Un servicio de lujo

Dottie Schneider necesita de una silla de ruedas para desplazarse, pero en Orange Beach (Estados Unidos) el equipo de salvavidas la llevó hasta la arena y también de regreso a su hospedaje. “Poder poner los pies en la arena y ver las olas romperse en la orilla creo que marcó la diferencia”, dijo Brett Lesinger a Fox News, el jefe de la unidad.

Los adultos mayores necesitan muchas veces la ayuda de personas más jóvenes para realizar actividades, simples y complejas dependiendo el caso, pero la paciencia y comprensión son fundamentales para hacerlo de buena manera.

Kimberly Waterbury se llevó una agradable sorpresa cuando llevó a su madre de 95 años, Dottie Schneider a la playa de Orange Beach (Estados Unidos). Ambas fueron juntas de vacaciones a este destino para pasarlo bien y distraerse un poco, pero la señora necesita de una silla de ruedas para desplazarse y eso complica un poco la experiencia.

Un salvavidas del lugar vio a la mujer llevando a su madre y se acercó para ofrecerles la oportunidad de transportarse en la patrulla, a lo que ellas aceptaron. Para mantener estos servicios, les dio el número de teléfono al cual llamar cuando lo necesiten nuevamente.

La División de Seguridad de la playa se había unido por completo para ayudar en todo lo que Dottie necesitara, entonces por medio de llamadas telefónicas coordinaron con Kimberly para ir por ella a la puerta de su habitación en el hotel y así dejarla en la silla de playa que había alquilado, según Fox News. Como si fuera poco, también la dejaban de regreso a su hospedaje, como dijo el equipo en Facebook.

La señora pudo disfrutar de la arena y Sol en su piel gracias a la amabilidad de los jóvenes, gesto que Kimberly aprecia mucho.”En el pasado, cuando iban a la playa ella no podía llegar a la playa. Tenían que sentarse junto a la terraza de la piscina. Poder poner los pies en la arena y ver las olas romperse en la orilla creo que marcó la diferencia”, dijo Brett Lesinger a Fox News, quien es el jefe de la división de seguridad de la playa.

Fue por toda una semana en los que se reunieron para ayudarla, la cargaron en sus brazos hasta su silla con el mayor cuidado y delicadeza.

El compromiso del equipo con Dottie y Kimberly fue tan valeroso que fueron a despedirlas cuando llegó el momento de volver a sus casas. “Siempre estaremos en deuda con los muchachos de Orange Beach Surf Rescue”, comentó la hija a Fox News.

Como agradecimiento, el equipo dijo en Facebook que la la familia les dio una nevera llena de comida, porque esa bondad no es algo que se ve siempre, y la consideración fue admirable.

Ayudar a los adultos mayores es un deber de todos los días, y ellos lo entendieron muy bien.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *