“Se burlan de mí por ser plana, pero disfruto mi falta de curvas”: Mujer se defiende de críticas

Clara Dao, una influencer de 19 años, ha convertido las críticas a su figura en una marca de positividad y aceptación del cuerpo. Esto a pesar de que tiene que hacer frente a diario a quienes la insultan por su figura. Le han dicho que suba de peso, que parece un chico, o la peor de todas: “Me dijeron que nunca podría amamantar a un bebé”.

No cabe ninguna duda de que en un par de décadas más, los sociólogos y analistas de la sociedad van a mirar con mucha extrañeza a esta primera época de las redes sociales. De seguro que se van a preguntar cómo un concepto que nació bajo el alero de “conectar” personas y crear vínculos para que desconocidos encuentren a otras personas con las que tengan afinidad, pudo convertirse en vez en un lugar lleno de disputas y donde la dignidad del respeto parece inexistente. 

Nadie representa más esta contradicción que Clara Dao, una influencer de 19 años.

Mientras que Clara se dedica a crear vides y contenido positivo, enfocado en reforzar el amor propio y la confianza en uno mismo, quienes están en contra de ella profieren los ataques más repugnantes imaginables. 

Su manera de hacerlo es intentar socavar la confianza en sí misma de Clara, atacándola por su apariencia.

Clara no es alguien que pase desapercibida. Siendo una mujer muy delgada, ha tenido que lidiar con críticas de todos sus conocidos, llegando incluso al nivel de tener que explicarle a sus propios padres que no se siente mal con su cuerpo.

Ahora, esas críticas benévolas de quienes la trajeron al mundo no tienen nada que ver con la brutalidad de los desconocidos: 

“Me decían cosas como ‘Parece que vas a volar con el viento’, ‘Estás muy delgada, cómete una hamburguesa’, ‘¿Eres anoréxica?’ y ‘¿Eres un tío en secreto? No te ofendas, pero ¿cómo vas a amamantar a un bebé en el futuro?’ 

Las curvas no definen a una mujer, ni tampoco la falta de ellas”

–Clara Dao por Instagram–

Mientras que otra persona con menos confianza en sí misma y una vida menos resuelta se habría desmoronado bajo el peso de las críticas que ha recibido Clara, ella ha hecho todo lo contrario. Los ataques de los trols no hacen más que reavivar su confianza en que su marca de positividad y aceptación del cuerpo es necesaria. Después de todo, quien más se beneficia de sus videos y su mensaje no es tanto ella, como otras mujeres en una situación similar, pero que carezcan del valor para salir adelante a pesar de ello. 

Lo más irónico de todo, es que mientras mejor le vaya a Clara, es muy probable que sus críticos se vuelvan aún más vocales. Pero esto solo será entrenamiento para ella.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *