“Soy fuerte”: Su esposo la abandonó por mensaje de texto y ella rehizo su vida. Crió a su hijo sola

Un día cualquiera, Kristi tenía un mensaje de su esposo que decía: “No soy feliz, quiero más para mí. Si vienes a casa, no estaré aquí”. Desde ese momento su vida cambió para siempre. “Él era mi mejor amigo, mi otra mitad”, explicó.

La convivencia para las parejas no siempre suele ser fácil. Muchas veces se pueden vivir momentos complicados porque se trata de personas con costumbres y crianzas distintas, las cuales pueden chocar más allá del amor que puedan tenerse las dos personas.

Es por eso que una mala convivencia puede terminar con aquellas relaciones que han durado años y quebrar la confianza de dos personas que se amaban, aunque se trate de relaciones de muchos años.

A Kristi Sives le ocurrió algo parecido. La relación con su esposo se deterioró rápidamente, a tal punto que ambos no pudieron conversar. Según contó a Love What Matters, su esposo se marchó de casa y le avisó a través de un mensaje de texto.

No soy feliz, quiero más para mí. Si vienes a casa, no estaré aquí“, decía el mensaje que le dejó su esposo, antes de dejarla a ella y a su hijo de 11 meses.

Según detalló Kristi, al momento de llegar a la casa las cosas de su esposo ya no estaban ahí. Ella intentó comunicarse con él llamándolo a su celular pero éste estaba apagado. Al parecer, su esposo no quería saber nunca más de ella.

La mujer siguió con su vida durante la siguiente semana, teniendo que hacerse cargo de su pequeño hijo. Pero la tristeza era superior. “Me obsesioné con las listas (…) buscando algo que pudiera haber llevado a esto, algún tipo de señal, una razón“, explicó Kristi.

De hecho, ella se acercó a la familia de su esposo, pero nadie se había enterado de su marcha y se sorprendieron por lo que había ocurrido. “Él era mi mejor amigo, mi otra mitad. Hicimos todo juntos (…) Era la persona a la que todavía me emocionaba ver todas las noches cuando volvía a casa del trabajo. Nunca imaginé una vida sin él a mi lado“, agregó.

Su esposo decidió que quería acelerar el proceso del divorcio. A pesar de eso, comenzó a aparecer esporádicamente en la vida de Kristi, pero de forma hostil y humillante. Le hacía comentarios incorrectos e insultos para provocarla.

Kristi decidió dejar todo atrás y se mudó con su hijo al sur de Jersey, Estados Unidos, un año después del quiebre matrimonioal para poder retomar partes de su vida que había dejado en pausa por el matrimonio, como sus estudios.

Para ella poder reponerse es un orgullo en su vida, ya que puede mirar hacia atrás y asombrarse por la perseverancia que ha tenido en todos estos años. “Sé que puedo superar cualquier cosa que me depare la vida. Soy fuerte. Soy hermosa. Soy resistente“, agregó ella.

A pesar de que ha pasado un año del quiebre, Kristi sabe que recuperarse es un proceso largo y que no será de un día para otro, pero tiene esperanza en ella misma. “Todavía me estoy recuperando y sé que es posible que nunca me recupere por completo de esto, pero estoy luchando para hacer una vida para mí y para mi hijo“, cerró.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *