“Tienen genitales masculinos”: Docente feminista excluye a mujeres trans. No las considera legítimas

Kathleen Stock, profesora de la Universidad de Sussex, en Inglaterra, tiene una postura feminista radical la cual ha sido rechazada por un grupo de estudiantes. La consideran “transfóbica”.

Una docente de filosofía la Universidad de Sussex, en Inglaterra, enfrenta una campaña de acoso luego de emitir su opinión respecto a los derechos de las personas trans. A un grupo de estudiantes no les agradó que Kathleen Stock, quien es experta en género y orientación sexual, dijera que las las mujeres trans no son mujeres.

Stock, de 48 años, ha recibido amenazas y desprecio por colectivos de esta universidad luego de la publicación de su libro Material Girls, en mayo de este año. En su texto habla  sobre sexo e identidad de género, fijando el argumento de que la feminidad y la masculinidad se determina por el sexo biológico y no por el género o la identidad de género, según reseñó Daily Mail.

En su exposición, Stock sostiene que las mujeres trans no son esencia mujeres, por lo cual ha pedido también que se prohíba que estén en los vestuarios de mujeres. “Muchas mujeres trans siguen siendo hombres con genitales masculinos“, dijo en 2018.

Todo esto ha causado gran revuelo en la casa de estudio, donde señalan a Stock de transfóbica e incluso exigen su renuncia. Pero esta vez la universidad se ha puesto del lado de la docente, mostrando preocupación por el acoso que ha vivido.

“Estamos profundamente comprometidos con ser una universidad segura e inclusiva, que valora y promueve la igualdad y la diversidad, busca resolver conflictos, promueve las buenas relaciones y defiende la libertad de expresión legal“, dijo un portavoz de la universidad a Daily Mail.

“Como comunidad universitaria, debemos poder tener discusiones complejas sin intimidación ni acoso. Siempre tomaremos medidas rápidas cuando esto ocurra”, añadió.

Sin embargo, la académica ha dejado claro que no es tránsfobica y rechaza todos los señalamientos. A su vez, estos grupos de alumnos le reclaman con carteles por la institución, diciendo que “hace que los estudiantes trans sean inseguros” y que ellos no pagan 12.000 dólares al año para recibir esa discriminación.

El grupo que encabeza la campaña contra la docente se hace llamar Anti Terf Sussex, nombre que hace referencia al rechazo hacia las Terf, que son las feministas radicales que excluyen a las personas trans del movimiento.

La ola de rechazo también ha abarcado las redes sociales, para dejar claro su descontento en todas las plataformas posibles. A su vez, otras feministas radicales la han apoyado.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *