Triste abuelita pide ayuda para vender sus muñecas luego de viajar cientos de kilómetros

No lograba vender nada hasta que se difundió un video pidiendo ayuda y su vida cambió🥰😮

En la actualidad estamos viendo como muchos abuelos están en las calles buscando de alguna u otra manera poder subsistir y aportar aunque sea con poco a sus hogares, la situación esta difícil para muchos pero son los abuelos quien más afectados se ven.

Es por eso que esta abuelita decidió salir a las calles y caminar por varias horas, hasta llegar justo a la entrada de una iglesia que es muy visitada por los turistas en Puebla, México.

Lamentablemente esta abuelita llevaba más de 60 “Trenzudas”, ya era el final del día y seguía sin poder vender ninguna muñeca, hasta que un noticiero local la visualizo y decidió acercarse para poder hablar con Doña Josefa. Quien muy amablemente los atendió con mucho cariño y amor.

“La linda energía que transmitía esta señora era única, por eso decidimos hacer un pequeño reportaje sobre ella y todas las “Trenzudas” que ella, junto con sus hijas hacen para vender en la Semana Mayor”.

En ese momento pudieron enterarse que Doña Josefa camina varios kilómetros para poder llegar a ese lugar y que lamentablemente las autoridades siempre que la ven le piden que se retire de las inmediaciones, ya que esta justo en frente de la iglesia más visitada por los turistas.

Para la gran sorpresa de Doña Josefa y sus hijas al momento que el reportaje salió a la luz muchas personas quedaron sorprendidas con el maravilloso ingenio que poseen al crear unas muñecas típicas de la localidad con un estilo único.

“Solamente había vendido 1 muñeca, ya íbamos a empezar a recoger para irnos a la casa nuevamente con las manos vacías y comenzó a llegar la gente”.

Todos llegaban preguntando por Doña Josefa, cientos de personas se acercaban para poder conocerla y adquirir una muñeca.

“En cuestión de horas ya habíamos vendidos todas mis “Trenzudas” la felicidad no podía caber en mi pecho, era primera vez en años que llegaba a la casa sin alguna muñeca. Todos querían llevarse una”.

Gracias al espacio que le dieron en el noticiero la vida de Doña Josefa cambio para siempre puesto que muchas personas comenzaron a donar dinero, ropa y alimentos para mejorar un poco la calidad de vida de la adorable abuela.

No olvides compartir esta publicación y déjanos tu comentario sobre esta increíble abuela que a pesar de sus más de 89 años no se rinde y sigue deleitando a las personas con su grandiosos ingenio y creatividad.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *